¿Necesitas ayuda para elegir el ERP perfecto para tu empresa?

Si necesitas un software de gestión empresarial, pero no tienes claro cual es el más idóneo para tu empresa, estás en el sitio adecuado. Para saberlo, tan sólo tienes que dedicar 2 minutos a cumplimentar el formulario de abajo. Analizaremos tus necesidades y te sugerimos el software de gestión empresarial de Sage perfecto para ti. Además, te enviaremos por email toda la información que necesitas para saber todo lo que ese software puede hacer por tu empresa.

1.¿Cuál es el sector de actividad de tu empresa?Paso 1/9

Siguiente

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ERP

Elegir un software que controle y gestione tu empresa puede ser un proceso complicado y de mucho riesgo si no se tiene la información correcta. Un alto porcentaje de empresas que se plantean el cambio y la implantación de un software nuevo, normalmente fracasan o se sienten decepcionados.

Es muy importante hablar previamente con expertos en la implantación del software en cuestión para poder valorar adecuadamente aspectos como el tamaño de la empresa, el volumen de facturación, las diferentes funcionalidades que se necesitarán o el sector de actividad de la empresa.

En Aelis llevamos más de 20 años ayudando a clientes en todo el territorio nacional a acertar en su elección de ERP. Para ello, tan sólo necesitamos que rellenes el formulario de más arriba. Con esa información, podremos hacernos una idea más acertada de tus requerimientos y necesidades y te propondremos el software que mejor se adapte a tu empresa o negocio.

Si crees que ha llegado el momento de que tu empresa dé un paso adelante, también es el momento para elegir el mejor ERP para que te ayude a darlo.

 

Funcionalidades de los software ERP

Las funcionalidades de un ERP son numerosas y variadas. Además, suelen variar de unos ERP a otros aunque suelen compartir las funcionalidades más relevantes como, por ejemplo, gestión de la contabilidad o elaboración de nóminas.

Los ERP, por muy básicos que sean, siempre cubren las necesidades del departamento de contabilidad y finanzas y las de recursos humanos ya que son dos departamentos básicos en todas las empresas.

Además de estas dos áreas, algunos ERP también satisfacen las necesidades de otras como fabricación y proyectos, compras, ventas, marketing, atención al cliente, etc.

Son estas funcionalidades las que aumentan la productividad de la empresa evitando la redundancia en las operaciones o la realización de tareas repetitivas. Además, facilitan la colaboración entre los distintos de departamentos.

Hay dos tipos de funcionalidades: las que resultan esenciales para todo tipo de empresa y las que no. Todos los ERP incluyen las funciones más básicas para la gestión empresarial. A estas se les suele añadir otras más avanzadas o específicas mediante módulos y programación.

Algunas de las funcionalidades más comunes son:

  • Gestión de la cadena de producción
  • Gestión de cadena de suministro (SCM)
  • Gestión de almacenes (WMS)
  • Gestión contable y financiera
  • Gestión comercial y ventas
  • Gestión de recursos humanos

Algunas de las funcionalidades más específicas son:

  • Gestión de proyectos
  • Gestión del ciclo de vida de un producto (PLM)
  • Gestión de calidad
  • Gestión de la relación con el cliente (CRM)
  • Análisis de negocio (Business Intelligence)
  • Gestión documental
  • Comercio electrónico

Beneficios de usar un Sistema ERP en tu negocio

Un ERP unifica muchos de los sistemas aislados con los que cuentan las empresas y que van desde la gestión de los recursos humanos hasta la gestión de la contabilidad y la finanzas de la empresa.

Unificarlos en uno sólo ayuda a mejorar tus procesos de negocio, haciéndolos cada vez más eficientes, lo que supone un ahorro de costes y de recursos.

Todos los ERP, con independencia del fabricante, permiten compartir y editar datos.

Con un ERP, todos los datos se recopilan, almacenan, comparten y acceden a través de un único sistema, por lo que la información que proporciona es exacta, completa y segura.

Con un ERP, la obtención de informes es más fácil y rápida, sin tener que esperar a que tu equipo de TI los genere. Estos informes pueden muy variados, desde un informe de ingresos y gastos hasta uno personalizado.

Disponer de todo tipo de informes de manera sencilla e inmediata permite tomar mejores decisiones y con mayor rapidez, tanto a ti como a tu equipo.

Sin un ERP, es normal que haya redundancia en las operaciones o se pierda tiempo haciendo manualmente tareas repetitivas. Un ERP evitará tanto una como otra, lo que afectará positivamente a la productividad, eficiencia y rentabilidad de tu empresa.

Algunos ERP pueden usarse en tareas de marketing relacionadas, por ejemplo, con la adquisición de leads (potenciales clientes), el servicio al cliente o la fidelización. De todas formas, un ERP puede ayudarte a comunicarte mejor con tus clientes a lo largo de toda la relación con ellos.

Un ERP agiliza y  automatiza muchas de las tareas relacionadas con el cumplimiento de las obligaciones legales que tiene tu empresa. Esto hace que tu equipo tenga que dedicarles menos tiempo, pudiéndolo invertir en tareas que aportan más valor.

Un ERP te ayuda a mejorar la gestión tanto del stock como de la fabricación.

Por ejemplo, ayuda a reducir los excedentes, gestionar la producción en función de la demanda, mejorar los plazos de entrega, planificar cualquier proceso productivo, etc.

Principales módulos de los que consta un software de gestión empresarial

No todos los ERP disponen de los mismos módulos, pero suelen tener en común los siguientes:

Este módulo cubre todas las necesidades contables, financieras, fiscales, analíticas y de control de las empresas. Suele incluir, aunque puede variar de unos ERP a otros, analítica y control de presupuestos, depósito de cuentas, activos fijos, impresos oficiales y gestión bancaria.

Este módulo es el encargado de gestionar todo el ciclo de compras y ventas, incluyendo la planificación de las necesidades de aprovisionamiento. Suele incluir, aunque puede variar de unos ERP a otros, la gestión de compras, gestión de ventas y postventa

Este módulo permite gestionar y controlar los procesos de producción y planificación de la empresa, adaptándose a los requerimientos de la demanda y optimizando la planificación de cualquier proceso productivo.

Este módulo permite mejorar la eficiencia de todos los procesos relacionados con la gestión de los empleados, desde la elaboración de nóminas hasta el seguimiento de evolución profesional de los trabajadores. Por ejemplo, realiza todo tipo de cálculos salariales, gestiona atrasos o realiza una completa analítica de costes.

Este módulo cubre todas las necesidades de fuerza de ventas, marketing y atención al cliente de una empresa.

+ Contabilidad y Finanzas

Este módulo cubre todas las necesidades contables, financieras, fiscales, analíticas y de control de las empresas. Suele incluir, aunque puede variar de unos ERP a otros, analítica y control de presupuestos, depósito de cuentas, activos fijos, impresos oficiales y gestión bancaria.

+ Gestión comercial

Este módulo es el encargado de gestionar todo el ciclo de compras y ventas, incluyendo la planificación de las necesidades de aprovisionamiento. Suele incluir, aunque puede variar de unos ERP a otros, la gestión de compras, gestión de ventas y postventa

+ Fabricación

Este módulo permite gestionar y controlar los procesos de producción y planificación de la empresa, adaptándose a los requerimientos de la demanda y optimizando la planificación de cualquier proceso productivo.

+ Laboral

Este módulo permite mejorar la eficiencia de todos los procesos relacionados con la gestión de los empleados, desde la elaboración de nóminas hasta el seguimiento de evolución profesional de los trabajadores. Por ejemplo, realiza todo tipo de cálculos salariales, gestiona atrasos o realiza una completa analítica de costes.

+ CRM

Este módulo cubre todas las necesidades de fuerza de ventas, marketing y atención al cliente de una empresa.

¿Cómo saber cuál es el mejor ERP para tu empresa?

No existe una mejor ERP sin más. Existe un mejor ERP para tu empresa. El ERP que vayas a utilizar en tu empresa debe adaptarse a las características de tu negocio.

Por eso, lo primero que tienes que hacer una vez que hayas tomado la decisión de implantar un ERP, es definir de forma precisa la problemática de tu empresa y los objetivos que quieres alcanzar con la implantación del ERP.

Luego, pon por escrito las necesidades que necesitas cubrir y, por tanto, los requerimientos que tiene que satisfacer el ERP en cuestión. También, te recomendamos que definas los indicadores que utilizarás para medir el éxito de la implantación: mejora de productividad, mayor control de la actividad de la empresa, márgenes, costes por departamento, etc.

Después, establece las fases del proyecto en función de tus prioridades. Recuerda que los usuarios tendrán que adaptarse al cambio y, además, siempre surgen imprevistos. No intentes cambiar todo a la vez.

Una vez hecho todo esto, es hora de escoger el ERP que necesitas. Ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Opta mejor por un ERP que sea modular. Te permitirá cubrir las necesidades de las áreas funcionales que te interesen a corto plazo para, posteriormente, añadir módulos complementarios.
  • Elige un ERP con tecnología estándar y abierta, que se pueda integrar con otras aplicaciones que tengas en tu empresa o con aplicaciones de terceros.
  • Elige un fabricante reconocido, con capacidad para invertir en I+D y que pueda evolucionar el producto. Es la única manera de asegurarte de que el ERP no se queda obsoleto con el paso del tiempo.
  • No pienses solamente en el coste de implantación, piensa también en el retorno de la inversión (ROI) que conseguirás.
  • Elige mejor un ERP de pago por uso. No necesitarás realizar una importante inversión inicial, no tendrás ningún tipo de permanencia y podrás adaptarlo a las necesidades puntuales de tu empresa.

Una vez seleccionado el ERP, tendrás que buscar un partner para que haga la implantación. Es importante que disponga de un equipo multidisciplinar que incluya consultores funcionales, consultores técnicos y desarrolladores que puedan realizar las personalizaciones concretas que necesites.

Además, es importante que el partner tenga una metodología de implantación clara y adaptada tanto al tipo de proyecto que quieres realizar como al tamaño de tu empresa.

+
0
AÑOS DE EXPERIENCIA
+
0
CLIENTES
+
0
IMPLANTACIONES
+
0
USUARIOS