bandera

Cómo asumir el liderazgo de la transformación digital en la fabricación discreta

El filósofo griego Heráclito afirmaba que «lo único constante es el cambio», y su mensaje sigue vigente en el mundo actual. Para confirmarlo, solo tenemos que fijarnos en el ámbito tecnológico y empresarial.

El mundo está en pleno cambio por la convergencia de fuerzas que nos vinculan y conectan de formas innovadoras, por ejemplo, a través de la nube, el big data y el internet de las cosas. En el sector industrial, este fenómeno se ha denominado la cuarta revolución industrial o industria 4.0.

Se trata de una oportunidad increíble para transformar el funcionamiento del mundo y nos presenta un panorama apasionante en el ámbito de los negocios.

 

La importancia de la transformación digital en la fabricación y la industria 4.0

En la actualidad, muchos expertos creen que estamos viviendo una cuarta revolución industrial o industria 4.0. Varias innovaciones tecnológicas significativas están alcanzando una fase de madurez al mismo tiempo, y empresas de éxito de todos los tamaños y lugares las han adoptado.

Entre ellas se incluyen:

  • El internet de las cosas (IdC). El IdC es la fusión de objetos físicos, como software, sensores y dispositivos electrónicos, con la recopilación y transferencia de datos de máquinas e internet.

Desde el punto de vista del cliente, el IdC se ha popularizado gracias a los dispositivos tecnológicos ponibles conectados a la nube. A través de la transformación digital, el IdC puede modificar tus sistemas de fabricación generando mejoras en la visibilidad:

    • de la planta de fabricación y las actividades sobre el terreno
    • en tu cadena de suministro
    • fuera de la fábrica y en procesos externalizados

Las cadenas de suministro tradicionales pueden incrementar su nivel de digitalización y conexión, creando ecosistemas completamente integrados con el resto de departamentos, como los de marketing, desarrollo de producto, fabricación y distribución.

Una cadena de suministro digitalizada te permite tomar decisiones empresariales fundamentadas.

  • Robótica y automatización. El uso de los robots es ya muy habitual en el sector de la fabricación, por ejemplo, con los brazos mecánicos de las cadenas de montaje. Con la industria 4.0, la contribución de los robots aumenta considerablemente. De este modo están surgiendo «fábricas inteligentes», en las que los robots se responsabilizan de la fabricación y entregan productos a los clientes por sí solos gracias a sistemas de computación y comunicaciones vinculados a otros de tipo físico.
  • Simulaciones, impresión 3D y realidad aumentada. Se trata de una práctica ya habitual para algunos fabricantes, que modelan y prueban productos de forma virtual para ahorrar tiempo y reducir los costes de materiales, esfuerzo y dinero. Mediante la impresión 3D se crean diseños personalizados, complejos y ligeros a velocidades considerables, mientras que la realidad aumentada nos conduce a un futuro en el que los empleados podrán recibir formación laboral con mucha mayor eficacia que la que consiguen los libros o el monitor de un ordenador.
  • Big data y analítica avanzada. La forma en que las empresas leen y analizan la inmensa cantidad de datos que genera el IdC resulta fundamental, sobre todo si implica situaciones críticas como cortes en el suministro eléctrico o intentos de obtener datos de forma ilícita. En la fabricación, la disponibilidad de los datos sobre el desarrollo, la producción y las pruebas de productos puede abrir nuevas puertas a que se definan mejor los objetivos de la innovación, el marketing y la toma de decisiones.

 

La importancia de la transformación digital para las empresas de fabricación discreta

Tu objetivo es la rentabilidad frente a un número de competidores cada vez mayor, a menudo de todo el mundo.

Según Aberdeen Group, las empresas con mejor rendimiento se centran en prestar servicio a los clientes para diferenciarse; para conseguirlo, exploran formas de ofrecer productos y servicios innovadores.  Esto se traduce en un cambio en los procesos que implica modificaciones significativas en la producción y la entrega.

Gracias a la transformación digital, puedes aprovechar los cambios que se están dando en los modelos empresariales y productivos para aumentar la productividad, mejorar la colaboración en la cadena de suministro y ofrecer nuevos productos y servicios para que tu base de clientes actual crezca.

 

La gestión empresarial respalda la transformación digital 

El ERP se ha asociado a sistemas monolíticos que se han convertido en símbolos de la incapacidad para el cambio, hecho que genera una ejecución ineficiente y una menor satisfacción del cliente. Por eso, el futuro va más allá del ERP y se centra en soluciones de gestión empresarial.

Las empresas que ponen en marcha iniciativas de transformación digital deben tener en cuenta la sustitución de sistemas ERP por soluciones de gestión empresarial para desarrollar una base flexible y ágil que permita sustentar y apoyar su estrategia.

Los sistemas ERP antiguos frenan a las empresas: por ejemplo, las experiencias de usuarios con un ERP antiguo y lento pueden interferir con la productividad y la eficiencia, aunque se disponga de tecnología digital eficiente en otras áreas.

Para crear un núcleo digital sólido y ágil, las empresas deben intentar reemplazar los sistemas ERP actuales con soluciones de gestión empresarial modernas diseñadas para adaptarse a las necesidades de un negocio digital.

Una base digital sólida es fundamental para desarrollar soluciones diferenciadas e innovadoras.

Recomendamos que una organización:

  1. Piense en lo que necesita su negocio a día de hoy y en los requisitos estratégicos futuros antes de negociar con proveedores
  2. Evalúe las cualidades de los proveedores para determinar cuáles serían los mejores socios estratégicos

 

La transformación digital en marcha: digitalizar la cadena de suministro

Vamos a fijarnos detenidamente en la cadena de suministro, ya que resulta evidente que esta puede beneficiarse de la transformación digital en términos de rentabilidad, eficiencia y eficacia.

Al iniciar la transformación digital, dispones de soluciones de gestión empresarial con las que tu negocio puede planificar, predecir y gestionar el inventario junto con información financiera relacionada con la cadena de suministro.

La transformación digital ayuda a las organizaciones a responder y enfrentarse a desafíos empresariales críticos, y les permite determinar las existencias necesarias o predecir el futuro crecimiento.

Una estrategia de gestión de la cadena de suministro innovadora puede mejorar los índices de satisfacción de los clientes, reducir los costes de la cadena de suministro y maximizar los beneficios en toda la empresa.

La solución de gestión empresarial adecuada puede ofrecer a las empresas un mayor grado de perspectiva y control que aporte beneficios inmediatos. Podrán acelerar los plazos de entrega, garantizar la calidad de los productos y reducir con éxito los riesgos en toda la empresa, entre otras muchas cosas.

 

Las soluciones de gestión empresarial pueden respaldar la gestión de la cadena de suministro con:

  • Planificación de la demanda: las capacidades de planificación de la demanda permiten predecir la demanda de un producto o servicio para que se pueda entregar a los clientes de manera eficiente, lo que aumenta los niveles de satisfacción. Las empresas pueden utilizar análisis para examinar información, como los datos de ventas y los pedidos de clientes, y tomar decisiones fundamentadas sobre los niveles de producción e inventario.
  • Aprovisionamiento: las organizaciones pueden analizar lo que compran, a quién se lo compran, a qué precio y en qué volumen. Cuando los costes aumenten, es importante sacarle el máximo partido al dinero y cumplir con las crecientes exigencias empresariales. Las organizaciones necesitan proveedores fiables, económicos y de calidad, por lo que deben encontrar un equilibrio entre calidad de los materiales y rentabilidad.
  • Producción: muchos os habréis fijado el objetivo de añadir servicios a los productos que ya ofrecéis para generar más fuentes de ingresos y atender mejor a los clientes. Un retraso o eslabón débil en el acceso a tus datos puede dar lugar a una pérdida de negocio potencial o a clientes insatisfechos. Las soluciones de gestión empresarial te ayudarán a planificar, desarrollar, fabricar y entregar productos o prestar servicios de forma paralela.
  • Gestión del inventario: las empresas pueden mantener un registro detallado en tiempo real de sus productos, incluyendo información que se utiliza en ventas, compras, almacenamiento y producción, lo cual permite llevar a cabo un control de calidad completo. La gestión del inventario puede ser un proceso complejo para las organizaciones de gran tamaño, y debe estar integrada en los sistemas contables.
  • Logística: las soluciones de gestión empresarial pueden apoyar a las organizaciones con funciones logísticas tradicionales como el marketing, el desarrollo de productos, las finanzas y el servicio de atención al cliente. Esto les servirá para poner en marcha un ciclo de productos eficiente, y con los procesos de embalaje, transporte, distribución y entrega a través de varios canales.

Las cadenas de suministro suponen una proporción importante de los costes. Una estrategia de gestión de la cadena de suministro eficaz permite a las empresas reaccionar ante las nuevas oportunidades de crecimiento del mercado y les ayuda a gestionar la incertidumbre económica, la volatilidad financiera, el efecto de la globalización y el ritmo de cambio constante.

Diez formas de aprovechar la transformación digital 

  1. ¡No esperes más!  Puede que la competencia ya esté inmersa en su propia transformación digital. Tardar puede costarte caro y hacer que te conviertas en un seguidor en lugar de en un líder. Podemos tomar como ejemplo los servicios de valor añadido: si no los ofreces y tu competencia sí, estarás perdiendo fuentes de ingresos adicionales y debilitando tu marca con clientes cuya relación con la empresa deberías fomentar.
  2. Identifica las oportunidades. Profundiza en tu negocio y descubre qué procesos faltan, cuánto tardan en salir al mercado los productos, cuál es la respuesta de tu empresa ante la demanda y qué recursos escasean. Luego, prioriza tus retos más importantes y piensa en cómo podrían encajar la nube, la analítica y el IdC en tu estrategia empresarial.
  3. Empieza con poco y ve paso a paso. El cambio es un fenómeno disruptivo, así que es mejor que, al principio, des pequeños pasos, como colocar sensores en la fábrica para determinar qué tipo de medidas puedes poner en marcha.
  4. Elige a los partners adecuados. Te interesará colaborar con proveedores que entiendan el sector del que formas parte y trabajar según las prácticas recomendadas para consolidar tu ruta hacia la innovación.
  5. Sigue mejorando. La industria 4.0 implica una transformación inmensa, pero no es el final del camino. Asegúrate de que todo tu negocio, tanto el personal como los procesos y la tecnología, sean flexibles para poder adaptarse a los cambios cuando se produzcan.
  6. Reflexiona sobre cómo experimentas. Asegúrate de evaluar la tecnología desde un punto de vista empresarial acorde con tu estrategia: no se trata de seguir las tendencias más modernas y mejores, sino de ver cuál de ellas marcará la diferencia en tus resultados. De esta forma, podrás experimentar con tecnologías que diferencien a tu empresa y ampliar capacidades para ofrecer a tus clientes más opciones que tus competidores con el objetivo final de aumentar los beneficios.
  7. Participa en el ecosistema tecnológico emergente. Identifica a las organizaciones y startups que investigan y utilizan tecnología relevante para tu sector, productos, clientes y mercados. Establece contactos de trabajo si es necesario y mantén la comunicación con ellos. Una buena idea sería colaborar con una universidad u otra institución educativa.
  8. Monta tu propio laboratorio de aprendizaje. Plantéate la opción de formar un equipo de innovación para desarrollar nuevas ideas, quizá mediante la preparación de demostraciones y prototipos. Comparte lo que hayas creado, tanto internamente como con colaboradores y clientes seleccionados.
  9. Desarrolla una mentalidad de creador. Los negocios necesitan desarrollar ideas que les permitan establecer conexiones tecnológicas y resolver los problemas de verdad. Crea una cultura con personas dispuestas a intentarlo, probar y fracasar; poneos manos a la obra para colaborar, compartir y construir a partir del trabajo de otros compañeros.
  10. Establece un proceso para escalar la tecnología emergente. Los procesos laborales de las empresas tradicionales, como redactar un caso de negocio y planificar proyectos con los beneficios económicos en mente, no siempre funcionan en el caso de la innovación tecnológica. Además, provocan una ralentización nada práctica. Prueba procesos con fases más cortas (también denominadas «sprints») que incluyan la propuesta de ideas, el desarrollo de prototipos, las pruebas de mercado y el escalado.

La importancia de gestionar el cambio mientras se adopta una nueva tecnología

Hemos analizado en profundidad los aspectos técnicos de un programa de transformación digital pero, si quieres triunfar de verdad, tendrás que aprender a gestionar los cambios necesarios en la tecnología, el personal y los procesos.

En ocasiones, damos demasiada importancia a la tecnología y pasamos por alto todo lo que esta necesita para funcionar: la gente, los procesos, la cultura y la mentalidad. Cuando se pone en marcha una iniciativa, ya sea la implantación de un sistema de gestión empresarial nuevo o una transformación de otro tipo, las empresas suelen subestimar la necesidad de cambiar.

Subestimar la necesidad de cambiar

Puede que las personas que nunca hayan dirigido una transformación digital piensen: «Vale, solo tengo que contarle a la gente lo que sucede y decirles que deben hacer las cosas de otra manera. Les daremos formación si necesitan nuevas habilidades y conocimientos.»

El enfoque al aplicar cambios en el negocio puede ser similar a este: «Pediremos opiniones, organizaremos formación y talleres, y ya está.»

Si vas por ese camino, te estarás cerrando a la posibilidad de recibir comentarios sobre los resultados de tu proyecto. No serás consciente de los puntos críticos que se deben tratar hasta que sea demasiado tarde para tomar medidas al respecto.

Puede que surjan errores en la transformación digital si no estás al tanto de los problemas porque desconoces la opinión de las partes implicadas clave de tu empresa.

Es normal que en muchos proyectos de transformación, en concreto cuando se introduce una solución de gestión empresarial, no sepas qué va a salir mal hasta que no se acerque la fecha de puesta en marcha. Por eso, resulta crucial recibir comentarios de manera continua y asegurarse de cumplir las necesidades y requisitos de todas las partes implicadas.

Habrá aspectos que se puedan solucionar, pero si surge un problema con el personal, es probable que no sepas si vas a conseguir los resultados positivos que esperas hasta después del lanzamiento. Por eso, merece la pena que el personal esté de tu lado cuando aparezcan las dificultades.

Puede que te empujen en diferentes direcciones

Como director financiero, es posible que te veas arrastrado en direcciones opuestas. Habrá voces dentro de tu empresa, como la del CEO o el CIO, que te digan que hay que modernizarse. Te contarán que el negocio tiene que empezar a trabajar de diversas formas para sacar ventaja a la competencia con el uso de nuevas tecnologías. Notarás que quieren actuar rápido e introducir cambios.

Por otra parte, se manifestará la tendencia opuesta, que incidirá en que actúes con cautela y te dirá que tu negocio debe guiarse por los requisitos de cumplimiento, sobre todo si trabajas en un sector muy regulado.

Introducir cambios en una empresa puede ser muy complicado cuando existen fuerzas que te empujan en direcciones opuestas. Debes proceder con precaución ante los riesgos al implementar cambios y, al mismo tiempo, —aceptar que tienes que asumirlos para materializar una transformación digital.

El reto de la complejidad

Uno de los mayores desafíos cuando un negocio crece es la complejidad. Lo normal es que pienses: «Tengo que pasar del estado en el que estamos ahora a otro que me permita avanzar hacia el futuro.»

El problema al que te enfrentas es que tu empresa no se encuentra en un estado uniforme. La complejidad de la fabricación discreta de hoy en día implica que, como norma general, no todas sus piezas estén funcionando de la misma manera.

Por tanto, intentar imponer una serie de cambios uniformes en la empresa resulta extremadamente complejo porque las condiciones y los métodos de trabajo varían en función del departamento y la ubicación. Es posible que te encuentres con personas que rechazarán tajantemente trabajar de una forma impuesta por un tercero.

Puede ser muy complejo ver la diferencia entre ambos elementos. Vamos a tomar como ejemplo una empresa de fabricación discreta. Es imposible que la planta de producción funcione igual que los departamentos de ventas o marketing. A lo largo del tiempo, han ido desarrollando sus formas de trabajar de manera independiente, por lo que intentar imponer exactamente el mismo cambio a ambos y de la misma manera será toda una odisea.

 

Prácticas recomendadas para gestionar el cambio de forma que tu proyecto se desarrolle sin complicaciones:

  1. Sé flexible

La gestión del cambio debe caracterizarse por la flexibilidad. Garantiza una correcta gestión de los procesos empleados con el uso de una herramienta de confianza para anotar las tareas que está realizando el equipo en un panel o sistema de gestión de proyectos y que todos las vean, asignen prioridades y lleven a cabo un seguimiento. Fomenta una cultura basada en la flexibilidad, la iteración y la responsabilidad en la labor que esté llevando a cabo el equipo

  1. Busca partidarios de tu iniciativa

Te darás cuenta de que gestionar el cambio sin ayuda es muy complicado, pero encontrarás a gente en tu organización con la energía, la capacidad y las ganas para ayudar en la materialización de un cambio de mentalidad, filosofía y aprendizaje. Identifica a estos agentes del cambio, dales formación y mantenlos al día de las novedades. Los mensajes relacionados con el cambio deben centrarse en las ventajas para el cliente y no en el rumbo de la organización.

  1. El cambio es una aptitud, no una herramienta de gestión de proyectos

La gestión del cambio suele meterse en el saco de las actividades de administración de proyectos. Da un giro a tu forma de pensar; el cambio es una capacidad en sí mismo, un elemento que tu empresa debe tener en cuenta para garantizar que el programa se desarrolle correctamente. Y, para que sea una capacidad, es importante incorporarlo a tus modelos operativos, asignarle recursos y plasmarlo en una hoja de ruta. Dale al cambio la misma importancia que a la propia tecnología y al resto de capacidades.

  1. Haz del cambio algo tangible

Te darás cuenta de que el cambio se está produciendo cuando la gente de la empresa lo entienda, lo procese y haga preguntas. Integra el programa en el trabajo diario del personal para que hablen de él y aprende de quienes ya estén en pleno cambio. Imprime carteles, graba vídeos en los que se trate el liderazgo, organiza talleres sobre participación y asegúrate de que la gente reciba una formación adecuada. Garantizar la formación y ganarse el respaldo de la gente han de ser tus prioridades a la hora de gestionar el cambio.

  1. Convierte el diálogo positivo en tu estrategia de comunicación

Recuerda: convencer a los demás puede ser complicado. La única forma de conseguir que se impliquen de verdad es el diálogo positivo: intenta comprender sus puntos de vista, sus preocupaciones y las ideas que comparten en las reuniones, formularios de opinión y talleres. Cuando la gente no se implica con un tema suele ser reacia a apoyarlo; como resultado, surgen rumores y se genera alarmismo. Córtalos de raíz: habla con sinceridad y transparencia, anima a los empleados para que te ayuden a diseñar soluciones técnicas y da visibilidad a los líderes y agentes del cambio.

  1. Tecnología y cambio como un todo

Tus actividades de gestión del cambio y desarrollo tecnológico deberían ir en la misma línea, ya que ninguna tendrá éxito si no se le presta la misma atención que a la otra. Así, la gestión del cambio tendrá lugar al mismo tiempo que los desarrollos tecnológicos, de modo que los encargados de dicho cambio entiendan cómo debería integrarse la tecnología en una organización. Del mismo modo, los equipos tecnológicos serán conscientes de la importancia de que la gente lo dé todo en sus tareas.

 

Conclusión 

Es importante que comprendas los aspectos técnicos y de gestión del cambio de un proceso de transformación digital. Las empresas de tu sector están invirtiendo en nuevas tecnologías que pueden darles ventaja.  Consideramos que tu organización también podría beneficiarse de unos fundamentos sólidos sobre la gestión del cambio.

 

¿Listo para trabajar de otra manera?

Llámanos al 917 482 870 o 933 800 852 para hablar sobre cómo podemos ayudarte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias de AELIS para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Visite nuestra Política de Cookies para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio
Llámanos al 933 800 852 | 917 482 870
Si lo prefieres te llamamos nosotros.

    ¿Cuándo te llamamos?

    Envíanos tu Cv

    Sube tu CV *

    Solo PDF, DOC, DOCX, XLS, XLSX, PPT, PPTX.

    Completa el formulario

      Indícanos cuándo quieres que te llamemos