bandera

Conoce las diferencias entre Tienda online y Página web

Conseguir el éxito en Internet es posible. El comercio electrónico está alcanzando cifras nunca vistas, sobre todo, después de la pandemia. Sin embargo, la planificación resulta esencial, y ello requiere determinar la presencia que se va a tener.

En este artículo se plantean dos herramientas de gran potencial: la tienda online y la página web.

Tienda online versus página web

Uno de los principales errores acerca de la presencia en Internet consiste en pensar que ya está todo inventado. Esta es una de las cuestiones que, constantemente, desmontan emprendedores como Elon Musk o Jeff Bezos.

La clave está en desarrollar nuevas ideas o en reinventar las existentes. Partiendo de lo anterior, los dos caminos más aceptados para comenzar un comercio electrónico son la tienda online y la página web.

¿Qué diferencia hay entre cada una?

Durante los últimos años, la mayor especialización en este sector ha hecho patente las distinciones entre ambas plataformas.

  1. Visión e identidad

Frecuentemente, se considera que las webs corporativas reflejan una imagen más seria. La realidad demuestra que estas pueden adquirir un carácter más dinámico y cercano. Precisamente, esta suele ser la puerta de entrada al negocio. Las tiendas online, por su parte, se sustentan sobre las anteriores para conformar la actividad económica del negocio. Son el espacio en el que se efectúan la compraventa y el contacto principal con el consumidor. En esta plataforma, los valores corporativos aparecen de un modo implícito, a diferencia de lo que sucede en el anterior caso.

  1. Fase del proceso de venta

Dentro del proceso de venta, es posible identificar varias fases (presentación de la empresa, promoción del producto, venta, etc.). Las webs son específicas para la primera, pero pueden abarcar las demás igualmente. Aun así, la mayoría de empresas solo da a conocer la compañía con el fin de tener un primer contacto con el consumidor. La situación es diferente en el caso de las tiendas online, especializadas en las dos últimas fases. Se promocionan los productos en una estrategia transversal que tiene en cuenta las redes sociales y otros entornos. Lo mismo sucede con el proceso de venta, que conforma su principal objetivo.

  1. Experiencia del usuario

La experiencia del usuario o user experience, término cada vez más popularizado, es otra de las grandes distinciones entre tienda online y página web. En una web, se espera que el público objetivo pueda generar interacciones. Dicho de otro modo, que navegue por las diferentes secciones para que conozca la actividad del negocio. Si está bien planteada, incluso puede generar nuevas necesidades. Partiendo de lo anterior, esas necesidades pueden convertirse en demandas que la tienda online satisfaga. El impacto de este mecanismo se traduce en un incremento mayor de las ventas y una elevada probabilidad de fidelización. Por tal razón, esta última plataforma tiende a ser mucho más intuitiva, sencilla y cercana.

  1. Inversión técnica

Con el concepto «inversión técnica» se hace referencia al capital económico, organizativo y tecnológico. En el caso de las páginas web, estas tienden a ser más complejas. En lo referente a un comercio electrónico (el que aborda este artículo), son su único escaparate de cara al público. Por tanto, requieren un elevado esfuerzo que se puede recuperar a corto plazo. Las tiendas online, por su parte, muestran un balance diferente. La inversión es más reducida, puesto que suelen depender directamente de las anteriores. No obstante, su retorno se produce en un medio/largo plazo. Esto se debe a la necesidad de esperar a que la primera cree un impacto en el target.

¿Cuándo se necesita cada una?

Después de haber visto qué es una tienda online en comparación con los sitios web, es importante pasar a la práctica. En consecuencia, hay que especificar en qué circunstancias es mejor adoptar cada una.

Tienda online, enfocada a la rentabilidad

Con esta primera opción, se tiene la oportunidad de generar más dinero. Esto se debe a la propuesta directa de productos y servicios, pero hay otros motivos que justifican su idoneidad:

  • Es ideal cuando se desea crear redes de clientes que se puedan fidelizar.
  • Sirve para pequeños negocios que están relativamente asentados en un nicho.
  • Permite profundizar en el público para generar nuevos targets.

Página web, identidad y presencia

Las webs, generalmente, se emplean para reforzar la presencia en la red. Más allá de esto, hay otros casos en los que resulta más recomendable apostar por esta alternativa:

  • Cuando se pretende generar conversiones hacia una tienda en plataformas externas.
  • Para interactuar con los clientes y plasmar una mayor experiencia de usuario.
  • Como canal de venta indirecta y apoyo adicional para redes de dropshipping.

Como ha quedado patente en este artículo, las diferencias entre una tienda online y una página web son muy relevantes. Eso sí, lo fundamental es escoger qué modelo se adapta mejor al negocio. La propuesta debe pasar por conocer al público objetivo y mostrarle una plataforma que encaje con lo que busca.

 

Si deseas crear una tienda online, y/ó sincronizarla con tu Sage, tenemos la solución: SyncMaster.

Solicítanos información: 917 482 870 o 933 800 852, ¡Te contamos todo sobre ello!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias de AELIS para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Visite nuestra Política de Cookies para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio
Llámanos al 933 800 852 | 917 482 870
Si lo prefieres te llamamos nosotros.

    ¿Cuándo te llamamos?

    Envíanos tu Cv

    Sube tu CV *

    Solo PDF, DOC, DOCX, XLS, XLSX, PPT, PPTX.

    Completa el formulario

      Indícanos cuándo quieres que te llamemos